Tiana

El Nychthemeron de

Leer Prólogo Las fuentes de la filosofía clásica señalan que Apolonio fue más que un filósofo: "un término medio, entre los dioses y el hombre". Fue, no sólo un adepto de la filosofía pitagórica, sino "el ejemplo más divino y práctico de la misma". Respecto al origen de su poder y conocimiento, podemos considerar lo que se deriva de esta enigmática sentencia que Filóstrato le atribuye: “He visto hombres que habitan la tierra sin habitarla, que defienden las ciudades sin defenderlas, y que no poseyendo nada, poseen lo que todos poseen”. Aquellos que “están en la tierra, pero no sobre la tierra”, son las inteligencias que se ciernen sobre las cosas; que las defienden con sus secretos poderes espirituales. Vemos en esta declaración una alusión a su contacto con lo que en la Rosacruz Áurea denominamos la "Fraternidad Universal", compuesta de entidades que han trascendido los límites de la vida humana terrestre, tal como la conocemos, y obran desde el campo

1,0012,00 IVA Incluido
Valorado en 0 de 5

Apolonio de Tiana

En el centro de esta novela, encontramos la figura legendaria de Apolonio de Tiana, que vivió en el siglo I d. de Cristo como filósofo y predicador itinerante. La descripción de la vida de este hombre, su avance hacia iniciaciones cada vez más profundas y actos cada vez más elevados, su ‘peregrinaje por el Zodiaco’ nos muestran a Apolonio como el revelador de la suprema humanidad. El trasfondo histórico lo conforman los cultos mistéricos de Asia Menor, Egipto, la India, Grecia y Roma, descritos con gran viveza y fascinación.

25,00 IVA Incluido
Valorado en 0 de 5